Facebook Babel Nature Twitter Babel Nature Canal Youtube Babel Nature .
Ene 27 16

Santa Ana la Real. Cuna del Nordic Walking en Andalucía

Babel Nature

En estos tiempos, algo ha cambiado en un pueblecito de nuestra sierra.  Las personas mayores han empezado a dejar a un lado el viejo bastón de brezo por dos bastones  de aluminio. En sus senderos ya no es raro ver a personas practicando Nodic Walking, es decir, caminar con bastones.

Esta disciplina deportiva radica básicamente en andar con la ayuda de unos bastones especiales,  repartiendo el esfuerzo de progresión entre el tren superior e inferior, llegando a movilizar así casi el 90% de los músculos del cuerpo.

Esta nueva modalidad, a parte de atraer a la comarca a un turista practicante de alto poder adquisitivo (Alemanes, Británicos  y otras nacionalidades del norte de Europa), revaloriza nuestra red de senderos como escenario ideal para la práctica y ofrece a un sector muy especial de nuestra sociedad oportunidades para desarrollar una actividad saludable al aire libre con muchos beneficios.

Especialmente para la llamada la edad de oro y para todas aquellas personas que tengan patologías relacionadas con la movilidad, obesidad y problemas cardiovasculares, la práctica de esta actividad deportiva les puede reportar innumerables beneficios entre los que destacan: consumo muy  elevado de calorías, mejora notable de la metabolización de las grasas, disminución de la presión sobre las articulaciones (tobillos, rodillas y cadera)  y de los niveles de colesterol ; prevención de la hipertensión y la diabetes adulta tipo 2, y especialmente la osteoporosis.

Las iniciativas puestas en marcha hace un tiempo por parte del Patronato Provincial de Turismo, han ido encaminadas a la difusión de esta nueva disciplina deportiva y a la creación de un grupo de técnicos o instructores de Nordic Walking, que puedan desempeñar estas nuevas  funciones en las empresas de turismo activo y administraciones comarcales.

Santa Ana la Real, ha creado alrededor del Nordic Walking toda una revolución desde el punto de vista social, turístico y ambiental que comienza a dar sus frutos. Un producto turístico ha sido reconvertido en una herramienta de cohesión social y elemento fundamental en la conservación y difusión de sus ricos valores naturales. Durante años se han recuperado la mayoría de los senderos de la localidad, dándolos a conocer prioritariamente a los habitantes del municipio para convertirlos en agentes activos en  la conservación de los mismos.

Con la llegada del Nordic Walking al municipio, se han puesto en macha distintas actuaciones de gran calado en la comunidad. En la actualidad se desarrolla un programa de rutas saludables con el colectivo de mujeres, también en los bares del municipio, se ofrece la oportunidad al visitante de  comprar los bastones necesarios para la práctica de esta actividad. Este programa lo viene desarrollando el Centro de Formación de actividades en el medio natural Serrachuela, de reciente constitución en la localidad. www.nordicwalkingsantaanalareal.com

La práctica del Nordic Walking no debe de ser una moda pasajera, ni un producto exclusivamente turístico o deportivo, sino brindar la oportunidad a las personas de la comarca de mejorar su salud y aumentar así su calidad de vida.

534232_10200424425727429_496801644_n

Ene 12 16

El reinado de los Cantharellus

Babel Nature

Otra vez volvieron las lluvias y con ellas el mundo de los hongos se hace dueño del bosque.

Aquí en el suroeste de la península, entre montañas tupidas de verde y sobre uno de los suelos más antiguos de Europa, los hongos van fructificando poco a poco bajo la hojarasca y engalanan de color los lugares más umbríos de nuestro Parque.

Pasada la época otoñal donde las reinas de las setas (Tanas y boletos) hacen su aparición, la vida en el bosque sigue su curso. Los hongos más pequeños y resistentes a las heladas ocupan sus puestos bajo la copa de los árboles. Comienzan a fructificar y aparecer las primeras setas de este anómalo invierno. Estas se caracterizan por su menor tamaño y la diversidad de formas y colores que adoptan; desde las moradas como el Pie Azul, hasta la forma casi humana de la Oreja de Judas.

Un género muy bien representado en nuestras cestas estas semanas es el Cantharellus, su característica fundamental es que su himenio (zona donde se encuentran las esporas) se asemeja a nervaduras o venas que se abren del tronco hacia el sombrero. Sus formas son generalmente embudadas o en copa. La carne es dura y muy olorosa. Son simbióticas y viven asociadas a distintas especies de árboles y de matorral.

La más conocida y frecuente de encontrar es la chantarela o rebozuelo (Cantharellus cibarius) viviendo asociada a alcornocales y castañares. Menos conocidas pero igual de interesantes desde el punto de vista culinario son otros cantharellus como el Cantharellus cinereus, Cantharellus lutescens o el Cantharellus tubaeformis, relativamente abundantes en pinares o mixto con bosque mediterráneo.

Una curiosidad de este grupo es que suelen ser poco consumidas por los animales del bosque y que no son atacadas por las larvas de insectos ya que tienen antibióticos entre sus componentes.

Se prestan muy bien al secado y congelado, sin pérdida de calidad. Son especies muy aromáticas de carne dura y sabrosa ideales para guisos o platos de larga cocción, también podemos elaborar licores con ellas o exquisitas mermeladas. A continuación os dejamos la receta de la mermelada de chantarela, esperamos que os guste y la disfrutéis:

Ingredientes: Cantharellus cibarius, azúcar, canela en rama y manzana.

Elaboración: Ponemos en un recipiente la misma cantidad de azúcar que de setas junto con ramas de
canela y las dejamos macerar durante unas horas, hasta que veamos que las setas han soltado su jugo.
Añadimos una taza de agua y las ponemos a calentar a fuego lento durante una hora. Pelamos media manzana y la cortamos en trozos, la añadimos a la cazuela y dejamos todo cocer durante 30 minutos más.
Una vez pasado el tiempo comprobamos si las setas están lo suficientemente blandas, si no es así, se añade un poco más de agua y dejamos que siga cociendo. Cuando estén listas, retira la canela y pásalo todo por la batidora.
Puedes pasar la mermelada a un tarro y envasarla al vacío previa cocción al baño maría durante unos 20 minutos y así poder comerla durante todo el año. Es ideal para el desayuno.

Si conocéis otras recetas con esta seta estaríamos encantados que las compartieras con la familia Babel Nature.

12528659_10205681295939752_102046362_o12557774_10205681290339612_1736919643_o12528675_10205681286819524_1809063641_o12528430_10205681300579868_1722986008_o

Cuaderno de campo

Facebook